NUESTRA HISTORIA

BIENVENIDA

Las teorías de la «tendencia al equilibrio». La idea de que de todo lo malo puede salir algo bueno y que todo lo bueno tiene algo de malo. Todas ellas podrían, quizás, explicar el nacimiento, allá por el año 1966 de EL POLLO DORADO. El POLLO DORADO nació de la ruina de otro negocio. Mis padres, Agustín Bermúdez García y Juanita Sánchez Legaz, un matrimonio mayor, de 50 años cada uno, tenían una granja de pollos y un cebadero en Pozo Estrecho. Cuando hubo la epidemia llamada «peste porcina» se arruinaron.

Y resulta verdaderamente increíble que con la edad que tenían y la escasa formación pudieran levantar un comercio que ha durado más de 50 años.

De una manera intuitiva y con mucho sentido común, sentaron unos cimientos muy sólidos y unas formas de trabajo estructuradas que todavía hoy nos están dando unos buenos resultados.

Su forma de trabajar se basaba en; la calidad del producto; la filosofía era «haz cada pollo como si te lo fueras a comer tú o tus hijos»; La higiene y las instalaciones; «la tienda debe parecer una patena y tiene que estar más limpia que tu propia casa» y, por último, en la atención al público; «todo el que entra a ésta casa es un «señor» o una «señora» y como tal debe ser tratado».

Estas tres frases eran sello de la casa y eran casi grabadas a fuego en todas las personas que estábamos aquí.

Los que han trabajado con nosotros lo saben bien y siempre han sido tratados primero como personas y después como trabajadores.

Durante sus 54 años de vida, ha atravesado por muchas vicisitudes, cambios de local, mejoras en los locales, adecuaciones a los tiempos y gustos del mercado, ha atravesado por crisis económicas, personales. Por cambios en su ciudad; el mercado, los autobuses urbanos…

Ha tenido momentos muy duros; incendios, personas que nos han dejado…

Hoy, El Pollo Dorado cuenta con seis locales abiertos; cuatro en Cartagena, uno en La Manga del Mar Menor en temporada de verano y uno en La Palma, y se ha consolidado como empresa, siendo una Sociedad Limitada que forma parte de un grupo; UNIBERSAN55, S.L.

Desde éstas páginas queremos reconocer el esfuerzo y las enseñanzas de los que nos precedieron. Nos dejaron el listón muy alto. Los que estamos hoy intentamos mantenerlo. No sabemos por cuanto tiempo, pero de cualquier manera, la experiencia vale la pena.

Tras 54 años hacemos algunas cosas de forma diferente -pocas- pero todo sobre los mismos sólidos cimientos; calidad del producto, higiene del establecimiento y calidad en la atención al público, que junto con unas buenas instalaciones y un excelente personal hacen que EL POLLO DORADO continúe ofreciendo sus servicios.

Por todo ello, la historia de El POLLO DORADO, es la historia de la lucha por la supervivencia, de la perseverancia, del esfuerzo, del sacrificio, de la entrega, del deseo de mejorar, de la honradez, del tesón, de la ilusión y del entusiasmo.

LOS COMIENZOS

– Agustín Bermúdez creo una granja a principios de los años 50. A final del 55 se caso con Juanita Sánchez. Con ella continuó en la granja y en ese tiempo nacieron sus dos hijos, Ginés y Ana Mari.

– En Junio de 1966 se inauguró el primer asador en Los Alcázares. El equipo inicial estaba formado por: Agustín Bermúdez, Juanita Sánchez, Saturnino Vera (Nino), Primo Pepe Bermúdez, Prima Carmen, Prima Ana Mª, La Jara.

– Nuestros primeros pollos se asaron en la granja de Pozo Estrecho con la receta original de Juanita, que aún mantenemos, y con la primera máquina que fue construida gracias al espíritu colaborador, talante creativo y buen hacer del maestro SERRANO, gran amigo de la familia y herrero de nuestro pueblo.

– En Septiembre de ese mismo año nos establecimos en la antigua fábrica de chocolates que existía en la Plaza de Juan XXIII.

– El equipo, en ésta ocasión estaba formado por: Pepe Bermúdez, Juanita Sánchez, Agustín Bermúdez, Agustina y su marido, Agustín Álvaro Bermúdez, José Álvaro Bermúdez y Saturnino Vera Galeras.

– En enero de 1968 nos trasladamos a la calle Canales, al número 23. Ampliando la instalación e incorporando un servicio de comedor. Permanecimos en este local durante 14 años.

– Durante éstos años, muchas personas formaron parte de la empresa, teniendo la gran satisfacción de que algunas permanecen con nosotros, como son: Dolores Piñero Navarro, Carmen Piñero Navarro y Encarni Piñero Navarro.

– En 1991 nos pasamos, ya con instalaciones más modernas, al numero 31, el asador actual de la calle Canales. Se le han realizado algunas reformas con posterioridad.

– El asador en el que nos encontramos ahora se inauguró en 1973, para facilitar a los vecinos de la zona el no tener que desplazarse a la calle Canales y ofrecer un mejor servicio.

– Cuando reformamos el asador de la calle Canales, entre otras cosas, se actualizaron el logotipo, las tarjetas, el vestuario y otras instalaciones para adaptarse a los nuevos tiempos.

EL CAMBIO

El Pollo Dorado Asadores S.L., una empresa familiar que comenzó su andadura en el año 1966 lucha continuamente para adaptarse a los deseos y necesidades de sus clientes.

Así, la empresa familiar cambió su estructura empresarial en enero del año 2004 para pasar a ser una Sociedad Limitada que forma parte de un grupo de empresas.

A nivel interno se adaptaron y reformaron las infraestructuras, se hizo una profunda organización interna de distribución de responsabilidades, se planificaron todas y cada una de las acciones tanto a nivel interno como a nivel externo. En ése sentido de elaboró un amplio Plan Comercial que nos ha servido de guía de trabajo. Se marcaron claramente los objetivos y planes. Se creó unos sistemas de control de calidad y de trazabilidad. Se consiguió la CERTIFICACIÓN DE CALIDAD DEL SICTED.

Todo ello nos ha permitido, no sin dificultades, pero sí con seguridad, dar los importantes pasos que se han ido consiguiendo.

Así, algunos de los nuevos retos que hemos asumido son; fundamentalmente, la introducción y consolidación de las comidas preparadas y de todo tipo de asados, el gran esfuerzo realizado en publicidad tanto económico como en su preparación y, por último, y lo más significativo, la realización de nuestra primera FRANQUICIA.

LA EXPANSIÓN

Pollo Dorado Asadores S.L., empresa fundada en al año 1966, cuya filosofía basada en el trabajo, la calidad y el servicio, ha pasado por muchas circunstancias a lo largo de los 54 años de existencia, lo cual le ha permitido adquirir una importante experiencia en el sector de la hostelería, especialmente en el asado de pollo, que con el paso del tiempo se ha ampliado a las comidas preparadas y otro tipo de asados.

Durante todos estos años siempre se ha sustentado sobre tres pilares de CALIDAD:
– calidad en el producto
– calidad en el servicio
– calidad en las instalaciones
Creemos firmemente que esta base ha sido lo que ha permitido a la empresa su permanencia en un mercado tan exigente y cambiante como el actual durante tantos años. Todo esto que, en un principio se realizaba de un modo intuitivo, se ha materializado en un sistema de calidad reconocido por el SICTED (sistema de calidad turística en destino). No contentos con todo ello la empresa sigue su proceso de evolución y expansión.

Durante los últimos años se ha demostrado claramente que nuestro modelo de funcionamiento era válido, por lo que también es aplicable en otros lugares y por otras personas. Por todo ello se creo un plan comercial en el que uno de los objetivos era expansionar la empresa con otros locales a modo de franquicias.

Se diseñó un procedimiento de creación, formación y servicio a una franquicia que debía ser la guía para todas ellas.

En la actualidad, realizada nuestra primera franquicia ubicada en el Centro Comercial Cenit de Cartagena, podemos dar la bienvenida a nuestro primer franquiciado, don Miguel Ángel Jara Coll, que se ha embarcado con nosotros en esta aventura del mundo de las franquicias. Contamos para llegar a buen puerto con su ilusión, con la nuestra, con sus ganas de aprender, con nuestra experiencia, con el aprecio y respeto mutuo, y con un espíritu de colaboración solidario que nos honre como personas y profesionales.